viernes, 8 de mayo de 2009

Centenario de Albéniz


El día 18 de este mes se cumplirán 100 años de la muerte de Isaac Albéniz. Tal hecho ocurría en la localidad francesa de Cambo-les-Bains en Aquitania, Francia. Nacido en la población girundense de Camprodón en 1860, la carrera internacional de este pianista y compositor tuvo tres escenarios principales: España, Inglaterra y, sobre todo, Francia, donde obtuvo sus mayores éxitos y reconocimientos y estaría en contacto con algunas de las principales figuras musicales de la época, como Fauré, Chausson, Debussy, Dukas o D'Indy y favorecería el desarrollo profesional de compatriotas más jóvenes como Falla o Turina.
Desde muy pronto destacó como pianista superdotado, triunfando en diversos lugares de Europa. A medida que ganaba fama fue incluyendo en sus recitales sus propias composiciones. Es por ello que en su catálogo la música para piano ocupa un lugar central, con obras como la Suite Española y, sobre todo, Iberia (1905-1908), considerada una de las cimas de la literatura pianística de todos los tiempos. En esta obra de una grandísima complejidad técnica, Albéniz supo huir del virtuosismo exhibicionista de los salones decimonónicos, al tiempo que sin renunciar a las raíces hispánicas, especialmente andaluzas, evita otro de los males de su tiempo: el pintoresquismo.





La influencia de su obra para piano ha eclipsado durante muchas décadas el resto de su producción, que dio también gran importancia a la voz. El Albéniz maduro dedicó muchos esfuerzos a la ópera. Un contrato con el empresario Henry Lowenfeld lo llevó a Londres donde compondría la opereta El Ópalo mágico. En esa ciudad llamaría la atención del heredero y poeta aficionado Francis Burdett Money-Coutts quien le compró a Lowenfeld el contrato con Albéniz para escribir libretos de ópera a los que éste pondría música. De esa colaboración nacieron Henry Clifford (1895), Pepita Jiménez (1896) y Merlin (no estrenada en vida del autor). Estas obras largo tiempo olvidadas han merecido un considerable interés en las últimas décadas, siendo grabadas y representadas en diversos escenarios.

No hay comentarios:

Publicar un comentario